MONEDAS DE GALICIA

atrás

O grove - Casino de La Toja.



Introducción.


Ya el Gran Hotel inaugurado en 1903 contaba con un edificio independiente que recogía los comedores, salones y un casino. Incluso consta que se celebraban partidas privadas en las habitaciones, a las que se trasladaba un crupier con su propia ruleta. Hay indicios de que para este fin se usaban fichas de juego propias, pero aún no he podido documentarlo fehacientemente.

El actual Casino de La Toja abrió sus puertas el 2 de Junio de 1978 siendo, por tanto, el primero en hacerlo en España tras levantarse la prohibición que existía hasta ese momento. Desde 1995 está gestionado por CIRSA, compañía española puntera del sector a nivel internacional.


Descripción.


En cuanto a las fichas utilizadas, existen tres grandes tipos. El primero corresponde a las de juego propiamente dicho, que se usan en las distintas mesas y que no tiene un valor concreto, sino el que en cada momento se establezca en las jugadas. Son propias de cada mesa y de diferentes colores para facilitar la identificación de cada jugador, de ahí que suelan denominarse como "fichas de color" o simplemente "roulettes". Por su naturaleza, no las consideramos fichas monetarias y en consecuencia no se incluyen en el catálogo.

El segundo tipo corresponde a las fichas de valor, que sirven tanto para canjear por las de juego en las mesas, como para realizar directamente apuestas en las mismas o pagar cualquier otro servicio en el casino. Dentro de este tipo existen dos grupos según se adapten al estilo de juego de la ruleta francesa o americana. En la ruleta francesa, las apuestas se realizan directamente con fichas de valor que, en general, son de mayor tamaño según crece su valor y, para evitar en lo posible confusiones entre apuestas de varios jugadores, suelen llevar una serie de marcas para diferenciarlas: líneas individuales, paralelas o formando aspas simples o dobles. Por su parte, en la ruleta americana habitualmente se apuesta con las fichas de juego que forman el primer tipo, y raramente se admiten apuestas directas con fichas de valor, de ahí que estas no necesiten diferenciación especial con marcas y, por lo mismo, todas ellas suelen tener las mismas dimensiones.

El tercer tipo son las “placas”, fichas de gran tamaño, rectangulares u ovaladas, reservadas para transacciones de altos valores.

La introducción del euro marca un antes y un después, no solo en el cambio de denominación de las antiguas pesetas a la nueva divisa, sino también en el diseño, con al incorporación de la referencia a la nueva gestión por parte de CIRSA.

La combinación de todo ello nos da diferentes series que se describen a continuación.


1. Fichas estilo americano en pesetas. Hay varias denominaciones que abarcan desde las 50 pesetas hasta los 5 millones. Dentro de esta serie existen tres tipos diferentes, que corresponden a la siguiente descripción:


a. Fichas monocromas, superficie acanalada, adorno exterior ondulado. Anverso y reverso iguales: valor, debajo PTS, alrededor casino / de la toja, todo ello en letras doradas. Corresponde a las piezas de 50 y 250 pesetas.
b. Fichas monocromas, superficie acanalada y adorno exterior ondulado, pero con marcas perimetrales de uno o dos colores diferentes. El círculo central es blanco, en el caso de la ficha de 50.000 con forma de sol. En anverso, valor y debajo PTS, ambas en rojo, alrededor casino / isla de la toja. En reverso, clt y alrededor casino / isla de la toja, todo en negro. Corresponde a las piezas de 100 pesetas y de 500 a 50.000.
c. Fichas monocromas lisas con adornos (palos de la baraja francesa) y marcas de distinto color. Círculo central blanco con anverso y reverso común: valor en rojo, alrededor casino / de la toja. Existen para las piezas de uno y cinco millones.


Existen variedades en función de la posición y orden de las marcas perimetrales. Asimismo, pueden apreciarse variaciones en el color de algunas fichas, consecuencia de las distintas tiradas efectuadas a lo largo de los años en los que estuvieron en uso. Aunque dejamos constancia de estas circunstancias no las incluimos en el catálogo de forma diferenciada al no darle la relevancia sufiente para ello.

2. Fichas estilo francés en pesetas. En este caso los valores van desde las 50 hasta las 25.000 pesetas. Igual que en el caso anterior, podemos distinguir tres variedades:


a. La de 50 pesetas tiene la superficie lisa con el centro ligeramente deprimido. Monocromas pero con las marcas en diferente color que abarca toda la ficha en ambas caras. Estas pueden ser: una banda horizontal, dos bandas horizontales paralelas, una cruz o un aspa doble. En el anverso: valor en dorado, alrededor en negro casino / isla de la toja, debajo número de control en bajorrelieve. En el reverso: clt, alrededor casino de la toja, todo en negro y debajo el valor en dorado.
b. Las de 100 y 200 pesetas son iguales a la de 50 pesetas, pero añaden un fondo reticulado en forma de piel de serpiente.
c. Las restantes son en todo iguales a las anteriores, excepto que presentan el círculo central traslúcido en otro color.


Por otra parte se distinguen al menos dos emisiones distintas, produciéndose entre ambas una sustancial reducción del tamaño, que afectó a las piezas de 500 y 1.000 pesetas.

3. Placas en pesetas. Desde 2.000 a un millón de pesetas. Hay dos tipos con una ligera diferencia:


a. El diseño es común en todas ellas, salvo la de un millón, siendo lisas con un fondo reticulado en forma de piel de serpiente. En el anverso: el valor en dorado con un adorno en verde y dorado, encima casino y debajo isla de la toja, ambas en negro; en el reverso: imagen del antiguo gran hotel y su casino en negro, verde y dorado, encima a la derecha el valor en dorado y debajo casino de la toja en negro. Son monocromas pero con un círculo central traslúcido de otro color. En la parte inferior de ambas caras llevan un número de control en bajorrelieve.
b. Las de 1.000.000 de pesetas son iguales en todo a las demás excepto el reticulado que es de un diseño diferente y en dorado.


4. Fichas estilo americano en euros. Van desde los 0.50 euros hasta los 5.000. Existen distintos tipos:


a. Corresponde a la ficha de 0,50 euros. El anverso y el reverso son iguales, monocromas, lisas y con los adornos perimetrales, formados por los palos de la baraja francesa, en bajorrelieve. En el centro, en dorado y en tres líneas, CCC / €0.5 / CIRSA.
b. Corresponde a una de las fichas de 1,25 euros. Similar a la anterior, salvo que los adornos perimetrales no presentan relieve y son de diferente color.
c. Variante de la otra ficha de 1,25 euros, se diferencia porque el círculo central es blanco.
d. La ficha de 1 euro es a su vez similar a la anteriore, salvo que la circunferencia central es dorada y la inscripción es del mismo color de los adornos perimetrales.
e. Para todas las demás, anverso y reverso iguales; lisas y monocromas aunque con marcas perimetrales en uno o dos colores diferentes. Círculo blanco acotado por una circunferencia dorada, incluyendo el logotipo, encima CCC y debajo CIRSA, todo en azul. Las marcas perimetrales incluyen el valor precedido del símbolo del euro, repetido cuatro veces y separado por diferentes diseños. Para las piezas a partir de 5 euros se incluye una banda sobre cada valor hasta alcanzar el canto y desde las fichas de 50 euros se añade un tercer color a dichas bandas.


5. Fichas estilo francés en euros. Aunque prácticamente en desuso, existen valores que van desde 2,50 euros hasta los 100. Son lisas con el la zona central ligeramente deprimida y monocromas aunque pueden presentar marcas distintivas que abarcan toda la superficie de ambas caras y que pueden consistir en dos líneas paralelas verticales, un aspa simple, o doble. En el anverso CIRSA, encima el logotipo y debajo el valor, precedido del símbolo del euro; todo en negro salvo el valor en dorado. El reverso es similar excepto que sobre el logotipo tiene las letras CCC.

6. Placas ovaladas en euros. Las hay de 100 a 10.000 euros. Son lisas con la zona central ligeramente deprimida, dos colores formando franjas horizontales del mismo tamaño y con un fondo reticulado dorado simulando una piel de serpiente. En el anverso CIRSA, encima logotipo, debajo el valor precedido del símbolo del euro, a la izquierda FICHA DE CAJA y a la derecha, en dos líneas, PARA CANJEAR EN LAS MESAS; todo ello en negro, salvo el valor en dorado. El reverso es similar excepto que sobre el logotipo aparecen las letras CCC. Como excepción, la ficha de 500 tiene todo el diseño en dorado salvo las leyendas laterales. Tienen número de control en la parte inferior tanto del anverso como del reverso.

7. Placas rectangulares en euros, van desde los 500 euros a los 10.000. Hay tres tipos:


a. Las de 500 y 1.000, similares a las ovaladas, sólo se diferencian en que carecen de las leyendas laterales.
b. La de 5.000, igual a las anteriores incorpora un círculo central traslúcido en otro color.
c. La de 10.000, igual a las primeras pero con dos pequeños círculos traslúcidos de distintos colores en esquinas opuestas.


Además de todo lo anterior, existen fichas metálicas específicas para su uso en las máquinas de azar. Las hay de 1 euro y 25 céntimos, estas últimas ya en desuso. Están acuñadas en una aleación de aluminio bronce y responden al siguiente diseño: anverso, logotipo del casino, debajo en dos líneas CASINO LA TOJA; reverso valor en un círculo formado por estrellas. Es posible que hayan existido fichas de este tipo en pesetas, pero es un extremo que de momento no he podido confirmar.

Finalmente, existe una ficha de 4.000 pesetas en plata con una ley de 925 milésimas acuñada en 1978 por la Franklin Mint. Forma parte de una serie dedicada a los principales casinos del mundo y contaba con la consideración de acuñación oficial de cada uno de ellos. Es lobulada y en el anverso figura la imagen del casino, encima casino y debajo de la toja, todo en un círculo. En el reverso •PESETAS• en cartela superpuesta de 4000, encima clt y debajo clt invertido.



Reconocimiento.


La realización de esta página hubiera sido imposible sin la colaboración del propio casino y de su personal, a quien desde aquí queremos de nuevo agradecérselo. En primer lugar a Mari Carmen Otero que nos recibió personalmente y trasmitió nuestras peticiones al gerente Braulio Pérez, quién no sólo autorizó nuestro acceso al casino sino que nos obsequió con una selección de piezas antiguas. En segundo lugar, a la dirección de juego, en las personas de Manuel Bajo, Clemente González y Carmelo Bea, que se turnan en atendernos siempre personalmente mientras permanecemos en la sala, proporcionándonos valiosa información y acceso a un completo muestrario de piezas, tanto actuales como a las que forman la exposición de las antiguas que adornas sus paredes. Y por último a todo el personal de sala que nos atiende con paciencia y simpatía durante nuestras visitas.





listado




































































Colaboradores


  ©   Antolín Zapirain 2012-2015       Política de uso